Inquietud Literaria

Una oportunidad para expandir la experiencia creativa

Procedimientos Textuales

Primero, lo primero:
el principio constructivo y los procedimientos textuales

     Todos los recursos que se podrán ver en INQUIETUD LITERARIA son variadas herramientas que te ayudarán a jugar nuestro juego MAZO LITERARIO.

        Además, las diferentes secciones de esta página, representan formas y expresiones del lenguaje humano que ayudan a comunicarse más efectivamente.

 

     Cuando estas expresiones se usan para construir literatura, se transforman en el principio constructivo de la obra literaria.

¿Qué es un principio constructivo?

Es el recurso estilístico alrededor del que se estructura todo el texto literario.
Este recurso puede ser prosódico, morfológico, sintáctico, etcétera. Queda a criterio de cada usuario de este sitio cómo usarlos.

¿Qué son los procedimientos textuales?

Los procedimientos textuales, son un conjunto de elementos que presentan todos los tipos de textos que se leerán en esta sección.


Realizaremos una síntesis de la teoría textual de Michell Halliday y Rukaya Hasan: “Coherencia y cohesión en Inglés” con ejemplos de textos literarios.

 Un texto es una unidad de lenguaje en uso, distinto de la oración, es una unidad de significado comunicativo completo. Sin embargo, un texto escrito se expresa a través de oraciones (un texto oral se realiza mediante enunciados).

      La textura es la propiedad de ser de un texto y es lo que distingue un texto de oraciones amontonadas sin sentido que no forman un texto. Un texto es el resultado de la combinación semántica de dos tipos: las del registro y las de cohesión. En este caso, nos centraremos en las de cohesión. Pero, mencionaremos brevemente lo siguiente: el registro representa los rasgos y características del contexto de situación en que el texto surge y define qué tipo de texto es (artículo periodístico, nota de opinión, narración policial, expediente policial, etc.).

     La cohesión es el conjunto de relaciones de significado que es general a todas las clases de texto y que también distingue a un texto de lo que no lo es. No tiene que ver con lo que el texto significa sino como el texto se construye como un edificio de significados.

     Un texto pues es un fragmento de discurso coherente en dos niveles:

1) coherente respecto al contexto de situación y, por lo tanto, consistente en registro.

2) Coherente con respecto a sí mismo y por lo tanto, cohesivo.

La cohesión es un concepto que apunta al significado de las palabras; se refiere a relaciones de significado que existen en un texto y que le otorgan su identidad como tal. Esta está expresada a través de la gramática y del vocabulario. Podemos entonces hablar de COHESIÓN GRAMATICAL y COHESIÓN LÉXICA.

     La cohesión es una relación entre los significados de las palabras que hay en un texto pero, al igual que los otros componentes del sistema de significados está realizada a través del sistema léxico-gramatical. Básicamente, lo que estos recursos léxicos y gramaticales van a tener que hacer es conectar todas las oraciones de un texto. De algún modo, lo mantienen enganchado con una parte anterior o siguiente. La cohesión es, por tanto, una relación de significados entre un elemento del texto (que presupone la existencia de otro) y algún otro elemento que cumple con esa presuposición y que es importante para la interpretación del primero. Hay cohesión, entonces, cuando la interpretación de una palabra en un discurso o texto requiere la presencia de otra palabra en el mismo texto, discurso o enunciado.

     Cohesión es un concepto relacional. No es la presencia de una clase particular de palabra lo que es cohesivo sino la relación entre un una palabra y otra. El concepto de cohesión expresa las relaciones de los significados esenciales en un texto. Podemos sistematizar ese concepto clasificándolo en un número pequeño de categorías distintas: referencia, sustitución, elipsis, conjunción y campo semántico o colocación. Estas categorías son “tipos” distintos de relación cohesiva, pero también proveen un medio práctico para describir y analizar textos. Cada una de estas categorías está representada en el texto por rasgos particulares (repeticiones, omisiones, ocurrencias de ciertas palabras o construcciones) que tienen en común la propiedad de señalar que la interpretación del fragmento en cuestión depende de algo más. Si ese “algo más” está explícito verbalmente, entonces hay cohesión.

     En el texto es natural que el elemento que ocurre en segundo lugar dependa para su interpretación del que ha ocurrido antes; por lo tanto, la ANÁFORA (indicación hacia atrás en un texto) es el término más común de la oposición mientras que la CATÁFORA (indicación hacia adelante en el texto) es el término menos común. La catáfora ocurre siempre como una relación explícita pues la primera palabra es siempre una palabra que inherentemente presupone. 

Editorial universaletras

Los profesores más innovadores en sus clases han creado estos libros para que vivas la experiencia de leer, aprender y divertirte.